Este cazador quiso realizar el lance perfecto pero no pudo ser. Con mucha suerte, consiguió quitarse de encima al animal y quedar con vida. Todavía parece increíble de creer, que se salvara de las garras del oso tan fácilmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here